Páginas vistas en total

viernes, 31 de octubre de 2008

Noviembre en Montserrat...blanco sobre negro



Escrito por Alfonso Aguilar. Teniente de Hermano Mayor de Montserrat

Este año el mes de noviembre comienza en nuestra Hermandad con un acontecimiento emocionante. El próximo día 1, a las 8:30 de la mañana, nos visitará, desde su Capilla de la calle Feria, la venerada Imagen de María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos.
En su anual Rosario de la Aurora, esta visita nos tendría que suponer el acercamiento a la Oración como alianza de Dios con el hombre en el misterio de Jesucristo, alianza personificada para nosotros en la Santísima Virgen María como ejemplo permanente de vida.
Ella, la que puso su confianza exclusivamente en el Señor y fue testigo del cumplimiento de la promesa de Salvación.
Ella, la que vivió junto a Jesús el Gozo de su Encarnación, Nacimiento e Infancia, la Luz de lo que Hizo y nos Enseñó durante su Vida Pública, el Dolor de su Pasión y Muerte, y la Gloria de la Resurrección y la Vida Eterna.
Ella, la que vivió toda su vida con fidelidad plena y entrega permanente de disponibilidad y servicio al Reino de Dios, la que todo guardaba en su corazón, y nos dejó el Magnificat como testimonio.
Presidiendo el altar de nuestra Capilla, la Imagen de la Virgen de Montserrat se nos muestra vestida de negro y blanco, los colores del hábito dominico, principales impulsores del rezo del Santo Rosario, y por su relación con ellos, los colores de la Hermandad de Monte-Sión.
Además, esta visita coincide con la festividad gloriosa de Todos los Santos, en la que los cristianos celebramos la certeza de la Esperanza en la Resurrección y en la Vida Eterna, y sin la cual, la veneración especial de aquellos que nos precedieron, de los que solemos hacer memoria durante el mes de noviembre, no tendría sentido.
Pidamos pues, en este día de Todos los Santos, que el ejemplo de vida y la confianza en el Señor de la Santísima Virgen María, Madre y Señora Nuestra de Montserrat y Reina del Santo Rosario, nos haga ver que sobre el aparente triunfo del negro manto de la muerte siempre resplandece la luz blanca de la Resurrección.

No hay comentarios: