Páginas vistas en total

viernes, 10 de octubre de 2008

Aquella Ermita encalada.....


Primavera de 1990, el milagro se hacía realidad, el impresionante misterio de Marco Perez salía a la calle por primera vez sobre costales, y, la estrechez de la puerta se rendía a la maestría de Antonio Señas y al corazón de los 45 costaleros que debajo empujaban hacia el cielo con más fuerza que nunca para que esos pilares que son sus piernas no se doblasen al peso de tan espectacular paso.

No hay comentarios: