Páginas vistas en total

martes, 14 de octubre de 2008

Via Crucis de la Ciudad...


Vía Crucis de la Ciudad, igual que un día de la Pascua de Nisán, Jesús de Nazaret recorrió las catorce estaciones dolorosas del primer Vía Crucis de la historia.
Después...la "quince", la Única, la del Cristo Total que arranca para siempre una revolución en el espíritu.
Así, Ciudad Real al filo azul y oro de sus tardes marianas, va a recorrer con El estos misterios de dolor y gozo.
Ciudad Real, que es amor y es temblor.
Ciudad Real, "jardín cerrado para muchos", tras las jarras de plata donde crecen, azucenas del alma, las cruces y los cirios de su vida.
Porque Ciudad Real es también cruz y camino. Y mientras queden en el mundo hombres y mujeres que sufren, Cristo estará en la cruz, recorrerá el camino.
Cautivo, hambriento, apaleado, humillado, un hombre cae: es la vieja historia de nuestro siglo XXI. En los campos de Europa, en las selvas de África, en los desiertos y en las ciudades, en el corazón de Asia, en las calles de América. Negros, cobrizos, amarillos o blancos: catorce estaciones de dolor y una misma esperanza liberadora.

No hay comentarios: