Páginas vistas en total

sábado, 11 de octubre de 2008

Hasta en la tierra de Maria Santisima....



El Ayuntamiento de Sevilla ha decidido suspender los actos del Día de la Hispanidad que se celebran tradicionalmente el 12 de octubre en la Catedral, y que consisten en un Tedeum de acción de gracias y una ofrenda floral en la tumba de Cristóbal Colón a la que asiste toda la Corporación.
La suspensión de los actos fue notificada la mañana de ayer al PP por un cargo del Gobierno de PSOE e IU. Fuentes municipales consultadas por ABC se limitaron a asegurar ayer al respecto que los actos son organizados por la Catedral. Sin embargo, un portavoz del Arzobispado negó este extremo y confirmó que el Ayuntamiento es el organizador de los actos y que había notificado horas antes su suspensión.
Tradición de 47 años
Los actos religiosos en acción de gracia en el Día de la Hispanidad se remontan en Sevilla a 1965 cuando, al igual que en otras ciudades españolas e hispanoamericanas, se conmemoraba el descubrimiento del Nuevo Mundo. Entonces, y siempre organizados por el Ayuntamiento, los actos consistían, exclusivamente, en la celebración de una misa en la Catedral.
Fue en 1982 cuando el protocolo cambió y en vez de la eucaristía comenzó a celebrarse un Tedeum en la capilla de la Virgen de la Antigua, donde Cristóbal Colón estuvo orando antes de emprender su viaje y cuya devoción extendió por América.
En los ochenta, la celebración del Tedeum en la Capilla de la Virgen de la Antigua seguía contando con la presencia de buena parte la Corporación Local. Ya con Alejandro Rojas-Marcos como alcalde, además del acto religiosos de acción de gracias, se celebraba una ofrenda floral ante el monumento a Colón. Eran tres las coronas que quedaban depositadas a los pies de la tumba del almirante: la primera era que ponía el alcalde, ya que era el Ayuntamiento el que organizaba los actos. A continuación se ponía la de la Fundación Cristóbal Colón y por último la del Cuerpo Consular acreditado en Sevilla que también participaba en la celebración.
El Tedeum era oficiado bien por el vicario bien por el cardenal, y a partir de los años noventa los actos del Día de la Hispanidad se completaban con un pregón que se celebraba en los Reales Alcázares. Entre los primeros que pronunció aquella serie de pregones estuvo Manuel Prado y Colón de Carvajal, descendiente de Cristóbal Colón.
En 2001, ya con Alfredo Sánchez Monteseirín en la Alcaldía, se llegó a barajar un año la posibilidad de que el pregón de la Hispanidad lo pronunciara el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton. Éste iba a ser presentado por Felipe González. Finalmente, nada de ello fue posible porque los atentados contra Estados Unidos hicieron que se suspendiera dicho pregón.
El Cabildo Catedral siempre ha participado en el Tedeum pero invitado por el Ayuntamiento, cuyos miembros iban al Templo Metropolitano, cuando la lluvia no lo impedía, bajo mazas, escoltados por la Sección de Gala de la Policía Local y precedidos por la Banda Municipal de Música.

No hay comentarios: