Páginas vistas en total

sábado, 1 de noviembre de 2008

Diseño decimononico...



Escrito por Esteban Romera
sábado, 01 de noviembre de 2008
Los hermanos de las Siete Palabras aprobaron en Cabildo general extraordinario en la noche del pasado jueves, 30 de octubre, el diseño del artista José Asián de un nuevo paso de palio para la Virgen de la Cabeza, aunque todavía no se sabe materiales de ejecución, ni los plazos o posibles ejecutores de la obra. Lo que si se conoce es su color que será burdeos.
Diseño decimonónico
Este singular diseño tiene un marcado estilo decimonónico. Su romántico corte llama poderosamente la atención y en él se ha querido aglutinar el estilo clásico y profundo de esta corporación del Miércoles Santo, una de las más antigua de Sevilla, con formas innovadoras que hacen personalizar este bello boceto.
El diseño consta de bambalinas, techo de palio, varales, jaras, faldones y respiraderos. Las bambalinas terminan en siete pequeñas caídas entre las que se encuentras seis borlones. Tiene crestería y escudo imperial rematando su frontal, bajo el cual existe una cartela con el escudo de María.
Los faldones tienen bordados simétricos su parte inferior con dibujos ejecutados de más cargados en su parte más baja con también siete remates entre los que existen otros seis diseños más pequeños.
Los varales tiene una gran macolla en el centro y en ellos se diferencian tres tramos perfectamente definidos. Los respiraderos presentan molduras labradas y lisas, con tres divisiones rectangulares. Las dos de las esquinas del mismo tamaño que la central. Están en su parte inferior rematados con una pequeña crestería, más profusa en las uniones de las rectángulos antes mencionados.
El techo de palio contiene elementos del manto de la Virgen del Rosario, titular letífica de esta corporación. Su dibujo inserta cuatro cartelas y una gran Gloria en su centro. Tanto las cartelas como la Gloria no tiene aún definido sus representaciones respectivas. El dibujo es mucho más intenso en su entorno que en su parte central donde poco a poco va perdiendo intensidad.
Fotografías: Manuel Jesús Rodríguez Rechi

No hay comentarios: