Páginas vistas en total

martes, 11 de noviembre de 2008

Tiempo de esperanzadora espera...



Ha llegado el tiempo de la espera, el tiempo en que la hojas caen y a su vez se mojan con el agua que en este tiempo cae mas fina que nunca. Iremos de parroquia en parroquia, de ermita en ermita y de cofradía en cofradía, buscando ese sabor cofrade flotando en el aire de cualquier tertulia, cualquier puesta de luto Mariana o el sonido de las cornetas en ensayos o cabalgata de ilusionantes Reyes Magos.
Ha llegado el tiempo, en el que esperamos la venida, el nacimiento de Jesús, para poder pasearlo cual tesoro, por nuestras calles cuando la primavera se encuentre en plena eclosión de luces, colores y aromas, que con su llama, su malva o blanco y sus olores cobijarán a Cristo y a su Bendita Madre en sus altares cimbreantes cual vela de amor se despliega al viento del cariño y del amor de la ciudad.

No hay comentarios: