Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2008

Rinconcitos de mi Ciudad VIII



Escondida, porque a ella no le gusta ser protagonista de nada, ni siquiera aquí, en su Ciudad, de la cual ella es Reina, Madre y Patrona. No quiere distraer a sus hijos en su loco quehacer diario, de prisas, llamadas telefónicas y trabajos por terminar.
Así ha sido siempre y será, por muchos años, aunque algunos se empeñen y se cuelguen su medalla el 15 de Agosto y la quieran poner como la primera en su vida, en su corazón, y se enganchen a su paso a la entrada a la catedral como si fuera la barca que les va a hacer surcar
miradas hacia el ser mejores personas, pero lo curioso de todo esto es que una vez que han soltado ese agarradero y que ya los han visto quienes a ellos les interesaba, salen a la puerta y vuelven a ser como son en realidad, criticando sin pudor a todo el que pasa a su lado, y lo que es peor,critican al que han tenido a su lado hace solo 1 minuto y lo han alabado como el mejor sacerdote, el mejor hermano mayor, el mejor amigo........etc.....etc.
Madre del Prado perdonalos porque no saben lo que hacen y si todos estos cuando abandonen sus cargos de grandes jefes, les corresponde un titulo nobiliario, porque eso parece ser lo que persiguen y lo que tienen muy seguro que les va a pasar, que sean los de conde de la envidia, duque del mal perder o vizconde del aquí mando yo. 

No hay comentarios: