Páginas vistas en total

lunes, 28 de abril de 2014

El cielo del Perchel...

Esa es la fe verdadera, la que cada tarde de Viernes de sus Dolores sale a la calle para que las Reinas de la Caridad y la pobreza no se sientan solas, la que golpeará con un puñal el corazón de sus preocupaciones, La que pide por nosotros olvidándose de pedir únicamente por Ella.
Esa es la fe verdadera, la que nos arenga a creer en unos misterios sagrados, la que vence al tedio y al escepticismo con una simple oración sincera, la que deja en manos del destino lo que el destino tiene marcado sobre nosotros.
Esa es la fe verdadera,…y a esa fe quisiera agarrarme cada vez que a mi mente viene tu nombre Madre, y en tu capilla, Madre mía de los Dolores, cada vez que en las cuentas  de tu rosario veo reflejadas las cansadas manos de quienes un día a tu amparo y bajo tu protección me criaron…

No hay comentarios: