Páginas vistas en total

sábado, 30 de agosto de 2008

Que tome nota nuestra comision..permanente?

Un curso cofrade para un Consejo a la carrera... oficial 


Sevilla - 28/08/2008


 

No será, precisamente, la vuelta de las vacaciones para Adolfo Arenas, flamante nuevo presidente del Consejo de Cofradías, el momento ideal para la toma de contacto. Ésta ya está más que realizada. Sin embargo, Arenas y su equipo se enfrentan a un inicio de curso que, desde luego, es digno de récord olímpico. Porque sobre la mesa se amontonan ya una serie de cuestiones que no pueden quedar para más tarde sino que deben ser abordadas de manera inmediata, algo a lo que se ha mostrado favorable el presidente. Veamos cuáles son las que más urgen.

Delegado de Madrugada. 

Cuestión que Arenas quiere zanjar cuanto antes. Los hermanos mayores del día dejaron en sus manos esta designación pero, claro, habrá que contar con ellos para que esta primera decisión llegue a buen puerto. ¿Nombres? Se barajan varios pero, sobre todo, el presidente va a andar con tino para contentar a todos. 

Convenio con el Ayuntamiento. La Delegación de Fiestas Mayores tiene muy claro que en esta renovación va a jugar un papel fundamental la ampliación de la Carrera Oficial. No olvidemos que merced a este convenio las Cofradías reciben un dinero que se antoja fundamental. Una cuestión peliaguda.

Carrera Oficial. Sin lugar a dudas, es el tema estrella en este nuevo mandato. El Ayuntamiento ya ha movido ficha y ha dejado claro que es una prioridad. Incluso se ha decantado por la Puerta del Príncipe —de la Catedral— para dicha ampliación. El problema es que por ahora no ha habido negociaciones, si bien Arenas se ha encargado este verano de sondear a los hermanos mayores que podrían verse más afectados. Tendrá que tener mucha «mano izquierda» para contentar a unos y otros. Y no va a ser fácil en ninguno de los casos.

Nueva sede. Otra cuestión que el propio presidente ya dejó entrever en la campaña electoral. La Casa de Artes y Oficios, sita en la calle Zaragoza, parece el lugar idóneo, aunque si ésta fallase deberán tener recambio en otro sitio. Pero es algo que quiere a toda costa la nueva junta superior. 

Estatutos. Junto con la ampliación de la Carrera Oficial, se supone uno de los grandes objetivos de esta nueva junta superior. A nadie escapa que, además de obsoletos, necesitan un giro radical. Los tres candidatos, en su momento, se mostraron partidarios de renovarlos de manera inmediata. Y el que más claro se postuló sobre las competencias que deban resultar para la nueva junta superior fue precisamente quien ha salido elegido presidente. También se trata de un tema espinoso en tanto y cuanto lo que dejó caer en su día Adolfo Arenas en el tema de autoridad y competencias de la junta superior no se ve con buenos ojos entre muchos sectores de las cofradías. 

Tribunal de arbitraje. 

Aquella idea que fraguó el recordado Manuel Benigno García Vázquez vuelve a tomar cuerpo. La «mayoría de edad» de las Cofradías se demuestra con hechos. Y este tribunal sería buena prueba de ello. Adolfo Arenas lo quiere tener en este mandato y ya ha comenzado a tirar las redes para ver su viabilidad.

Nuevas hermandades. Carmen Doloroso y Polígono de San Pablo han sido las últimas en entrar en la nómina de aquellas que realizan estación de penitencia a la Catedral. Parecía imposible extender más la Semana Santa pero, a partir de aquí, se abren nuevas posibilidades. Y no ya en cuestión de aquellas que anhelen seguir los pasos de estas dos últimas, sino en otras que, más bien temprano que tarde, serán aprobadas por la autoridad eclesiástica como nuevas hermandades de penitencia. El número va a seguir aumentando y la lista de espera para ir a la Catedral no se circunscribe, precisamente, a una o dos. 

Acción social. Otro de los grandes retos que tiene el nuevo Consejo de Cofradías. El anterior mandato amagó pero se quedó en el camino, sobre todo porque la junta superior no consiguió el respaldo necesario. Y es una de las asignaturas pendientes que debe abordarse de manera inmediata. Desde algún sector cofrade se ha dejado caer la posibilidad de que las propias Hermandades y Cofradías abanderasen, como acción social conjunta, la recuperación de Santa Catalina. 

Desde luego, no sería una mala iniciativa ayudar a la Iglesia Diocesana en la parte que le corresponde de este templo.

No hay comentarios: