Páginas vistas en total

jueves, 23 de mayo de 2013

Piedad que estremece

Cumpliste, Señor. Hasta apurar el cáliz totalmente. Ya está consumado tu testimonio.
Silencio. El Señor descansa.
Ahora, en silencio, incansablemente, nos toca a nosotros. Tenemos un compromiso: no dejar que se quede vacía la espalda de la Cruz.
El Señor nos espera.

No hay comentarios: