Páginas vistas en total

martes, 14 de mayo de 2013

"Imagen de lo humano y lo divino"

Una ciudad entre el espíritu y la materia. "Imágenes e imagen de lo humano y lo divino". ¿Obra de fe, de amor, de poesía?  El pueblo, y el cofrade con él, saben que siempre hay una procesión que va por dentro, una Semana Santa secreta que sólo durante siete días se proyecta, se materializa en los sentidos. Se hace "gracia", "belleza", "tradición". Rasgos sensoriales de la religiosidad y rasgos, a su vez, del cofrade. Vínculos de un radical humanismo que, en su vivir de cada día, quisiera hacer de esta tierra llana, sombra del Paraíso,  cielo en la tierra.
Razones del sentimiento que ponen en marcha realidades distintas. Así, podrá ocurrir entonces, que pocas días después de encerrarse el ultimo paso, el Señor siga luciendo en su altar ese majestuoso semblante de aflicción. Se trata de una señal, algo identificable para expresar el sentimiento vivo de un dolor concreto. El cofrade ahora huérfano de multitudes, evoca así en la soledad de una capilla, lo vivido en la compañía de una madrugada. Acontecimientos y elementos posiblemente únicos en la religiosidad popular de un pueblo que continua teniendo en las Hermandades y Cofradías de su Semana Santa uno de los mas vitales símbolos de entender la vida y la muerte.

No hay comentarios: