Páginas vistas en total

viernes, 21 de octubre de 2011

Vivencias...emociones... estética,

Estamos ante una abundancia sin rival, ante una constante del espíritu barroco que expande su misterioso magisterio estético vinculado al ámbito concreto de una manera de vivir y de sentir las dimensiones ludicas de esta ciudad. Una ciudad que sobrevive en vivencias que van mas allá de todas las teorías y que proclaman la liturgia liberadora del Hijo del Hombre entregado a la muerte.
¿Como explicar este juego cíclico de la Semana Mayor de la Cristiandad en nuestra real ciudad?
Cuanta emoción escondida en la memoria de cada cofrade y cuanta vivencia concreta en la emoción de cada nazareno.
Y no hay explicación, como no hay espacio vacío en esos altares que son los pasos de la pasión según Ciudad Real.

No hay comentarios: