Páginas vistas en total

lunes, 3 de octubre de 2011

Palio de sol y plata...

Así, un alegre día de Viernes Santo, radiante como los mejores, diáfano como ninguno, bajó Misericordia a la ciudad, revestida de estreno, diferente a su habitual aspecto, con un palio de sol y plata que cubría inocentemente su bella presencia, con flores recogidas en los jardines del cielo que pregonaban su pureza a los cuatro vientos, y sus coquetas y repujadas barras de palio, que hacían presagiar un paseo por las calles como nunca antes; esas calles que tantas veces había recorrido desde su llegada, pero que nunca las había visto tan abarrotadas.
Así Misericordia, coqueta como ninguna, desde lo altanero de su remozado altar, coronada de oro y estrellas y elogiada por toda la ciudad, llegó a la puerta misma del cielo Carmelita, y sus Ángeles de clausura asomadas a sus cancelas se estremecieron al sonido de una flauta, al compás de "Reina de Triana", y miles de pétalos llovieron del cielo bañando el hermoso y reluciente palio de Misericordia acercado hasta la conventual puerta.
Ese día tan especial fue la Niña de San Pedro Madre de todos los cofrades, cofrades que la acompañaron durante todo su recorrido, y que asistieron ensimismados a un dulce momento que quedará para siempre grabado en la memoria cofrade de la ciudad...

Llegando a San Pedro
la tarde de un Viernes soñado
se oyó el tintineo del palio
de tu soberbio paso.

Quien fuera, bella Mujer
fugaz ángelito alado
para subir hasta él
y oír junto a Tí su sonido más claro.

4 comentarios:

La_Crivi dijo...

Has conseguido emocionarme hasta lo más profundo. Ha sido un camino duro, y aún queda hacerlo realidad. Se han interpuesto muchas piedras, pero finalmente... hemos visto la LUZ. Ojalá pronto sea una realidad. Ahora nos queda un largo trabajo por delante para conseguirlo.
Muchas gracias por tus palabras, pregonero de MARÍA

Perchelero dijo...

Sin duda alguna saldrá hacia delante, porque todo lo que se hace con ilusión y ganas llega siempre a buen puerto. Enhorabuena y gracias por regalarnos este precioso e ilusionante proyecto, sin duda alguna orgullo de todo el que se sienta cofrade.
Saludos.

lετïсïα dijo...

Me ha recorrido la espalda un hormigueo de profunda emoción con tus palabras, Magdaleno.

Va a ser muy difícil, pero vamos a luchar porque esa visión, ese sueño que tanta gente hemos soñado, se haga realidad el próximo Viernes Santo.

Un fuerte abrazo.

Perchelero dijo...

Vosotras os merecéis todo, que esa lucha que a buen seguro ganareis sea dulce estación de penitencia con vuestra Reina bajo palio.
Saludos.