Páginas vistas en total

viernes, 6 de marzo de 2009

Son visperas de los sentidos III


Y sera ahora nuestra vista, la que no dará abasto a mirar y observar tanta belleza y tanto detalle, una bolsa de monedas que porta Judas, esa espina que se clava en Nuestro Señor y esos ojos de Perdón, ese Bendito cuerpo doblado por el peso de una Cruz, una soga que ata las manos del Salvador y una bambalina calada que se mueve al compás de un paso racheaó, Bendita espalda flagelada y el Consuelo de una Madre que le sigue en altar remozado de plata, silencio de una cruz que al redoble de un tambor anda y una concha de diamantes que corona al Mayor Dolor de una Madre, Caridad en unas llagas que  sangran Estrellas de vida eterna, palio blanco Dulce mantel en la cena postrera del Maestro y Señor, Dolor de Virgenes de gran devoción y un Sepulcro custodiado por un Ángel de amor que sujeta la corona de una Soledad que en San Pedro llora ya de pura Amargura y dolor. Vista, que como un niño con los ojos abiertos y sin parpadear no querrá perderse ni uno solo de los momentos que la Semana Santa que se acerca nos dejara, a buen seguro grabados en nuestras retinas durante todo el año. 

No hay comentarios: