Páginas vistas en total

jueves, 5 de marzo de 2009

Son visperas de los sentidos II......


Y afinaremos más que nunca, el sentido del oído, por donde pasaran como notas celestiales el rachear de un paso en la noche callada, el crujir de la madera de una parihuela en una suave arriá o el tintineo de los flecos de unas caidas de techo de palio al besar, -cual azucena roza las manos de unas benditas monjitas-, el repujado de unos varales que se acercan en la noche a los sones de Amargura o Madrugá. O como no, lo sentiremos, mas que oírlo, -en nuestras propias entrañas-, el piropo, la oración que una saeta desgarrada llevará hasta hasta el altar de la Madre, las suplicas de un cante que salido de una pura garganta pondrá en el aire de nuestra manchega Semana Santa las mas bonitas, puras y sentidas alabanzas.

No hay comentarios: