Páginas vistas en total

jueves, 17 de mayo de 2012

Madurez de un Jueves Santo...

El Jueves abre su cielo, casi siempre luminoso, a la madurez de nuestra Semana Santa. Paso a paso llegamos al   núcleo penitencial de la ciudad. Es la víspera de los grandes días santos donde tarde, madrugada, amanecer y mediodía pondrán en vilo los confines del mundo.
Ya suenan, por las cuatro esquinas de la ciudad, los cánticos que piden misericordia. "Miserere mei" de esta Jerusalén manchega que necesita, para creer, palpar la imagen misma de Dios en la Caridad de su Calvario.
Jueves Santo de mis recuerdos infantiles en la Plaza de Santiago.
Paso a paso la tarde se colgaba de la torre -piedra y bronce- con una cierta algazara de tenues nubes que se rizan en el cielo. Y van llegando, corinto y blanco bajo el Hermano Sol, las sombras nazarenas de la Caridad, tramo de Cruz de Guía donde a esa hora monjitas asomadas a un zaguán dejan en el aire sabor a Caridad, olor a gloria.
Jueves santo a media tarde...sale a la calle la madurez de la Caridad de nuestra Semana Santa.

1 comentario:

Miguel dijo...

Una vez más... delicia para el espíritu, caricia para el alma, doctorado en palabras que hermosean nuestros días... me quito el sombrero ante tí... PREGONERO del ciberespacio...