Páginas vistas en total

martes, 22 de diciembre de 2009

El problema de ser cristiano



Quizás estas serán, las primeras Navidades sin Crucifijo en escuelas, hospitales y demás sitios públicos, a buen seguro para el cristiano serán unas navidades más especiales; la situación social y política del país hace que nos tengamos que aferrar cada día y con más fuerza a esa tan molesta Cruz que a fuerza de lo que sea nos quieren quitar, quieren hacer que desaparezca de nuestras vidas a base de empujones y decretos que no respetan en absoluto nuestra libertad de creencia.

Quizás también, puedan empezar a ser estas, las primeras delas últimas navidades que celebremos de forma tradicional, porque quien nos dice que después de- eso si habiendo disfrutado de los días de fiesta que esta importantisima celebración cristiana trae consigo- pasadas las fechas de la Epifanía de Nuestro Señor, esos que se llaman prgresistas-liberales, consideren que la imagen de un Niño en su cuna y rodeado de su Familia, les coarte su libertad de pensamiento y amparandose en un desgobierno para el que todo vale, menos lo que siempre ha valido y ha hecho de este pais un referente Europeo y me atrevería a decir casi mundial en cuanto a, toros, religión, libertades... fuercen a votar otra ley de tantas para abolir y prohibir la exhibición pública de cualquier imagén de Jesús, José, María o la mula y el buey -ahora que tanto defienden a animales y astados- en fechas navideñas.

Espero y deseo que todo esto sea solo un mal sueño, y que las navidades de 2010 sean más tranquilas para los cristianos, ya que últimamente, parece ser, que la culpa de la convulsión constante en que vive este pais, está provocada por nuestros provocativos simbolos, nuestras irritantes celebraciones, nuestras manifestaciones sin sentido y nuestra falta de sensibilidad al no esconder una Cruz cuando pasa por delante de ella alguien que no es de nuestra creencia o no comparte nuestra idea de sociedad catolica y enraizada en unos valores de siglos, como siempre ha tenido nuestra vieja Europa.

Felices-a pesar de todo- Navidades.
Imprimir

No hay comentarios: