Páginas vistas en total

martes, 19 de mayo de 2009

Y vendra Pentecostes...


Y un Espiritu... Santo en forma de paloma habitará entre nosotros, y se quedará, allá por Almonte, como Blanca Paloma y, en rasante vuelo mecida por sus hijos, bendecirá con su niño entre las manos a todo aquel que en esa madrugada de sobresaltos y fuertes palpitaciones por tener cerca y sentir casi su aliento,  a la que es Madre de Dios, tenga la suerte de poder mirarla y decirle: "Madre dame salud para que el año que viene pueda de nuevo tener la dicha de poder volver a verte".

No hay comentarios: