Páginas vistas en total

viernes, 26 de diciembre de 2008

Gran Poder de Dios


Cuando entras por la puerta de este Templo, nada mas encarar el sencillo pero portentoso altar, sientes "El Gran Poder de Dios", te rodea una sensación de pequeñez que no te atreves ni a mirarlo, y cuando lo miras, cara a cara o a través del objetivo de la cámara, sientes todo lo que emana de esa cara divina: perdón, amor, sufrimiento, caridad, dolor, traspaso del corazón y como no Poder, pero no un poder de sometimiento, de vanidad, un Poder que te obliga a sentir, a querer y a ser mejor persona, mejor cristiano, mejor todo. Todo aquel que visita la Basilica del Gran Poder y temblorosamente toca y besa ese portentoso talón donde el Señor apoya su caminar hacia el Golgota, estoy convencido que algo en su interior cambia y se renueva.
Señor del Gran Poder, ayudanos a caminar por el camino correcto y llevanos de tu mano a la vida eterna.

No hay comentarios: