Páginas vistas en total

jueves, 15 de agosto de 2013

La Asunción de nuestra mayor devoción...

A la hora en punto de la tarde única, ultimas luces, el ocaso, calor.
Se asoma a su prado. Vuelan las suplicas, le acarician las promesas,
se corta el fervor...
Sujétame entre tus manos, que el aire nos refresque a los dos.
Sueños de mecidas al compás de una oración y fe que desborda el cariño de tus gentes.
Musita tu oración y alegra, Morena del Prado, tu rostro,
que Ciudad Real te espera con oraciones, piropos y flores en la tarde inefable de agosto.

No hay comentarios: