Páginas vistas en total

martes, 21 de agosto de 2012

Inconmensurable Reina de la Salud y del dolor...

Dolor de Madre de un Rey, su dolor es sereno, resignado, señorial, ¡augusto!: ¡el dolor de toda una Reina, suprema mártir, que, si se entrega a todo el dolor que cuadra a su infortunio, lo hace sin menoscabo de su majestad soberana! ¡Así, y no de otra manera, lloraría la Virgen cuando stabat justa crucem: con señorío de reina; con resignación de esclava; con...lo que quiera que le competiera, de Madre de Dios!...La Virgen de la Salud no anda. La Virgen de la Salud stat: si firme e inquebrantable como su amor, con un dolor en el alma y en el rostro, como para matar de dolor al universo.


No hay comentarios: