Páginas vistas en total

martes, 10 de abril de 2012

Administradores de la gracia...

...de Domingo Domingo, una sucesión de fulgores entre destellos de saetas que tuvieron su cielo por los sótanos de los pasos, y aunque se diga que para el costalero, el cofrade es todo el año Semana Santa, el oficio de costalero, que no la afición, es aleteo de siete días que viene y va entre callejas del barrio de los Ángeles, Cautivando el Domingo de Ramos a los compases de "Cautivo en su Prendimiento", para morir bajo la dorada arboleda de azahar de la plaza del Santísimo Cristo del Amor, al hilo mismo de la madrugada del día siguiente, con el fuego nuevo de la Vigilia de una nueva Pascua de Resurrección...

No hay comentarios: