Páginas vistas en total

viernes, 18 de febrero de 2011

Sociedad inerte...

He cruzado la ciudad en estas vísperas del gozo y, he llegado aquí y ¿que me encuentro? oscuridad y silencio; tu cuerpo que pende de la cruz sin hálito de vida, como una sombra que se deja manejar por todo aquello que se le acerca. ¿Es esto una derrota? ¿Es un castigo? Tu sabio y elocuente silencio me contesta, en principio tu cuerpo yacente y sin vida no es mas que el reflejo y la figura de nuestra sociedad. Una sociedad a la que le han matado la moral y el espíritu. Una sociedad al fin, que se ha empeñado en enterrar como si te enterraran a Tí, la realidad de las raices cristianas de la vieja Europa.

1 comentario:

Begoña S.R. dijo...

¡Siempre queda la esperanza y mientras seamos capaces de hacer reflexiones como la tuya, nunca habrá derrota!

Gracias por tu visita y comentario

Un fuerte abrazo
Bs.