Páginas vistas en total

jueves, 28 de diciembre de 2017

Por siempre...



Siendo cabal, honesto conmigo mismo, he de rendirme y susurrarte que, eternamente seguiré siendo uno de los tuyos, de los de abajo, de los que miman tus andares, de los que pasean tu dolor a compás de tus sollozos, de tus pesares…
 Y es que un instante, un suspiro, un abrir y cerrar de ojos frente a Ti me bastó para, sin dejar de estremecerme, trajinar el alma al desván de mis recuerdos, de mis anhelos y rebuscar mis zapatillas rendidas de promesas, arrebujadas en racheos para arrullarlas contra mi pecho con la pasión de añejos y soñados compases costaleros.
Y todo por simplemente sentir, percibir, descorrer los pestillos de mis sentimientos y presentir el dulce ademan de tu rostro al desempolvar frente a Ti el costal de mis esperanzas, de mis dolores, de mis promesas mudadas en chicotas  jamás arrinconadas.

No hay comentarios: