Páginas vistas en total

viernes, 25 de julio de 2014

Patrona, Reina y Madre

¿En cuántas faltriqueras no habrá habitado una estampa de esta bendita cara morena? ¿En cuántas repisas de comedor de casa de barrio no habrá alumbrando una negra noche? ¿Y cuantas veces relucida por una palmatoria en silenciosa y enraizada oratoria? ¿En cuántos momentos difíciles nos habrá acompañado, cuando el único asidero es la fe, el amor, la devoción de nuestras entrañas? ¿En cuántas carteras de mujeres de tradiciones y devociones calladas? ¿Cuántas alcobas habrá amparado? Qué cantidad de tactos, en multitud de camitas, de cunas, de coches eligiendo a la Reina del Prado como excepcional acompañante. Es, nuestra mejor paisana y vecina.  Parece que…el azul de su mirada esta…como perdida, pero nunca pierde de vista nuestros pasos, nuestras vidas. Esta era, es, nuestra Madre del Prado, la misma que cuando éramos jóvenes, la misma que cuidara de nuestros nietos, la misma que llevara de la mano a nuestros hijos hacia un camino de fe y amor verdaderos. Idéntica en perfección y belleza, exacta en esplendor y magnificencia, igual de piadosa y misericordiosa.
Prepárense “culipardos” porque en poco más de dos semanas bajara de su camarín para las fiesta de “hogaño”, y como no, de nuevo a escucharnos.

No hay comentarios: