Páginas vistas en total

jueves, 31 de julio de 2014

Dios te salve...

Imagínate cómo es la mirada de Dios sobre la mujer que Él creó y eligió para que fuera su madre: una mirada llena de amor, de predilección, de gozo y complacencia. Hasta donde te sea posible, cuando comiences el Avemaría apropia la mirada de Jesús sobre su Madre y salúdala con las palabras del Arcángel Gabriel en la anunciación. Desde lo más profundo de tu corazón dile: "alégrate María".

No hay comentarios: