Páginas vistas en total

sábado, 19 de noviembre de 2011

Amanecer de Misericordia

Estaba Dios con Ella y era Ella la Misericordia de Dios aquella mañana, un sábado quizás, el primer sábado que en esta ciudad se llamó de Misericordia. Metáfora de luz en el origen fue el día del prodigio. Llegó el Ángel y dijo: "Dios te salve, María", Hija del Hombre y Madre de los hombres por la gracia del Hijo. Tuyo es el signo de la Misericordia del mundo, "fruto bendito de tu vientre", Jesús, el Cristo. Misericordia para siempre de los pobres. Estaba Dios con Ella y era Ella la hermosa nave de la mañana varada sobre el mar de San Pedro.

No hay comentarios: