Páginas vistas en total

viernes, 8 de julio de 2011

Tiempo de Glorias...

Dentro del corazón de las cosas existe sin duda un instante, un momento, un tiempo, ese tiempo encerrado en el ámbito propio de cada gesto único escondido en el instante, en el recuerdo y en la hora que habitamos el sueño concreto de aquel día o aquella noche en que una cosa determinada fue vivida.
Pasaran las Glorias en sus efimeros e itinerantes altares, y una vez mas, sentiremos el escalofrío que pone en nuestra sangre el rezo ahogado y sentido de un rachear costalero. Y como arrastrados por su tenue y hondo pisar nos encontraremos sin poder explicarnos como, introducidos en su compás, bajo la lluvia aromada de claveles y rosas que el paso va desprendiendo a su acompasado son. Así el corazón invisible de Ciudad Real tiene un instante para estos momentos, para este tiempo. Por eso revolotea en el aire un redoble de tambores, un revuelo de monjitas que verán a su Madre bendita del Carmen salir sobre costales, rozando la celosía de sus rezos. Y... no sera el tintineo de un fleco de bellota sonando a campanilleros sobre el repujado fino de un varal, ni voces celestes de salterio las que cubran de música este singular convento, tan solo un resonar de zapatillas firmes al suelo, como un batir de alas, agua o estrellas, puerta conventual desembocando a la plaza de tus amores. Las glorias, el Carmen en la calle acompañando el andar solemne del paso mas hermoso y perfecto que podamos imaginar, canon barroco que puso entre angeles y guadabrisas a la Madre mas hermosa, al andar acompasado y con arte que quedara en los sentidos de los cofrades de esta ciudad.

2 comentarios:

La_Crivi dijo...

Ojalá pudieramos disfrutar de más Glorias cómo la del Carmen. Es una lástima, pues Ciudad Real podría tener una gloria al menos para cada mes, y pasan tan desapercibidas la mayoría...
Precioso el texto. La hermandad podría proponerse organizar un pregón también, o que hubiera pregón de Glorias... jeje. Ahí lo dejo. Un abrazo.

Perchelero dijo...

Cuanta razón llevas, tenemos ese tesoro y no lo sabemos valorar, las glorias deberían de ser nuestra segunda Semana de Pasión, transformada en los meses del gozo.
Lo del pregón estaría muy bien, pero mejor un pregón general, "El Pregón de las Glorias"
Un fuerte abrazo.