Páginas vistas en total

sábado, 25 de junio de 2011

Porque el morado no es solo un color...

...Porque también  los cofrades tenemos algo que decir en determinadas fechas y días, porque no solo representamos a un Dios encarnado y policromado, porque también creemos en la presencia viva de ese Dios que mañana bendecira esta ciudad ricamente custodiado por platas, oros y sedas, porque el cofrade sabe y nunca ha intentado hacer lo contrario, quien es el realmente venerado y a quien hay que rendirle culto ese día y todos los días, porque el cofrade tiene el derecho a que se sepa que él tiene en el Sagrario a su principal y único motivo de rezo y oración, a su cuerpo hecho pan visible para el pueblo, por eso la ciudad hoy se ha levantado con un encendido color morado, el color de los cofrades.

2 comentarios:

Begoña S.R. dijo...

Me gusta mucho tu reflexión de hoy porque hay algo que nunca he llegado a entender; ver la devoción que puede despertar una imagen y al tiempo, ver como pasamos de largo ante la Capilla del Santísimo...

Un abrazo

Perchelero dijo...

Así es Begoña, y aunque tengamos muy claro que todo radica en Él y en su presencia en la Eucaristia, muchas veces no nos acercamos a rezarle...pero creo que eso muy poco a poco va cambiando.
Un saludo