Páginas vistas en total

martes, 27 de abril de 2010

Todo vuelve a su ser...

Todo ha vuelto a su ser, el tiempo ( caprichoso tiempo) a lucir como es en su estación, las flores a recrearse en su belleza, sin nadie que les eclipse y realce en su fanal de aroma y hermosura Virginal, las iglesias a su luz tenue y apagada con sus altares vacíos de imágenes en quinarios, triduos, septenarios y cultos cuaresmales cofradieros, las calles al transitar humano que invade lo que no hace mucho bendecía y purificaba el andar bendito y la presencia Divina de una Madre y su Hijo ¡vivos!...y las imágenes a sus capillitas, donde seguirán recibiendo la plegaria, la oración y la entrega de aquellos que acuden y se acercan a ellos con fe.

No hay comentarios: