Páginas vistas en total

lunes, 15 de marzo de 2010

Tu Sangre Señor, tu sangre...

Y...tu preciosisima sangre Señor, que en pocas jornadas, cuando la primavera recien nacida se vista de sol para que tu piel aparezca mas morena y suavice la brisa de las anochecidas para que acaricie tus heridas, tu sangre Señor teñira claveles, rosas, gladiolos y les dará ese tono pasión con el que revistes esta Santa Semana.

No hay comentarios: