Páginas vistas en total

viernes, 19 de febrero de 2010

La luz de María en cuaresma.


Iluminada por un haz de luz que evoca al Espíritu Santo y que nos recuerda que con ELLA, llega la
Luz y se van las penas y la oscuridad. Llegan la fe, la esperanza, el ánimo, la persistencia, el
sacrificio, la voluntad, la empatía… En definitiva, llegan valores que se están perdiendo en la
sociedad actual y que son necesarios recuperar, y quien mejor que ELLA para transmitírnoslos y
enseñárnoslos, que ante la muerte de un hijo, perdonó y amó por encima de todo.
Bendita seas por siempre Maria, Bentita Tú Soledad.

No hay comentarios: