Páginas vistas en total

domingo, 20 de septiembre de 2015

Mas allá de una mirada...

Donde no llegan nuestros sentimientos existe un instante mágico, prodigioso, en el que uno siente realmente que Ella está allí, como en una dimensión impensada, mirando, despertando con lágrimas en los ojos, serena, donde la ausencia nada significa… se puede adivinar un diálogo inalcanzable pero ante Ella…posible. Ante tan sublime mirada, te sientes sin defensas lógicas...sin argumentos formales, los principios, el orgullo…desaparecen. Las hipocresías de tantos serán siempre secundarias…Es entonces cuando te das cuenta que tus miedos no tienen sentido si sabes mirar desde el silencio y la fe, con los ojos del corazón, los de Dios, donde el dolor pierde su sentido de muerte…y la vida nace de la madera bendita, del rostro devoto de la Madre, que parece, solo parece querer morir…

No hay comentarios: