Páginas vistas en total

martes, 28 de enero de 2014

El tiempo...

...esa sombra que Dios esculpe en las esquinas del atardecer para que descubramos la verdad de las cosas.

El tiempo…esa distancia que nos separa de las emociones va pasando lentamente, como notas de Font de Anta que se duermen al abrigo de un aterciopelado manto y al calor de un guardabrisas en la encendida noche en que un palio azul de ensueño, se mece por las callejas de su barrio.

El tiempo…ese camino que nos separa del gozo y la magia del instante fugaz se queda enredado entre flores de azahar, perfumando un sueño que por los Remedios, de Amor dormido esta.

viernes, 24 de enero de 2014

La verdad de un gran pregón...

Hay un pregón de esta, nuestra ciudad, que nunca se escribirá, que ningún pregón se atreverá jamás a descubrir. Es el pregón anónimo de la fe sencilla de una persona que este año, en Santiago y al amparo de su Regazo Maternal, al cielo con su sentido pregonar, nos elevara, ese rezo que rezuma como agua viva del inagotable venero de sus sentimientos.
¿Qué sinceras promesas encienden las  velas iluminadas de sus ojos cuando bajo ese altar de plata, sedas, oros y terciopelos de flores perfumados, pasea a la Madre de sus amores, por los rincones más cofrades de nuestra ciudad?
¿Qué fiel agradecimiento deposita todo el tesoro de su escaso y a la vez inmenso patrimonio de fe, trabajo, amor, amistad, lealtad, en una apartada capilla en la que parece que el tiempo y el silencio se detuvieron para siempre?
¿Qué secreto misterio, qué celador cuidadoso del alma renueva cada mañana las esperanzas, los desvelos por los suyos, el ser cofrade y persona de verdad? ¿Qué oración enciende la resplandeciente luz de su fe, de su afición por pasear sobre un costal lo que más quiere cuando se comienza a derrumbar el sol en el devenir de la tarde?
Este es el verdadero Pregón que Víctor nunca nos va a desvelar: esa Virgen de los Dolores junto al Sagrario, cierra sus manos para guardar y no desvelar nunca sus plegarias, sus peticiones, sus devociones. La señal de la Cruz que salta espontánea de la frente al corazón a los hombros de este buen hombre, sin más, cuando la imagen de María con su corazón atravesado por siete dagas de Dolor se pone frente a él y hace brillar tanto sus ojos que confiadamente llora o hace temblar sus labios que en silencio le rezan.
Esa es la gran fuerza de nuestra devoción popular y sencilla, la que está depositada en el corazón de cofrades como Víctor que, en la sencillez de su testimonio, proclaman el más bello pregón de nuestra ciudad.

Que la Reina del Perchel te ilumine siempre amigo Victor.

martes, 21 de enero de 2014

Contarnos nuestra verdad

Queda poco para nuestros días...pero nos parece que es mucho todavía, aun así, se nota en los ambientes que algo está cambiando. Aún no cala el incienso, pero tal vez, ni eso haga falta para llegar a ese reino sutil que imagina nubes blancas y cielos celestes, y flores de siempre suspendidas en el verde de unos naranjos cubiertos de primavera.
Llega un nuevo tiempo de espera; víspera de las vísperas, y de nuevo llega un reto para quienes hacen posible cada año, cada cuaresma, cada primavera, que el sueño de ver a Dios andar por nuestras calles sea una palpable y auténtica realidad, que sentir el roce de su mano, de su pie rodeado de cera y luz en cada altar sea una sensación que nos haga emocionar, que oír el llanto de una Madre acompasado con un racheo de zapatillas que marcan su caminar, sea la manera más pura y sencilla de rezar, simplemente de hacernos sentir que nuestra ciudad se convierte en una nueva Jerusalén  de verdad.
 Queda sólo un suspiro para llegar a los días que dan sentido a este universo de benditos locos, y un año más,  y ahí estaréis para contárnoslo, si queréis.

miércoles, 15 de enero de 2014

Pregones cargados de verdad

Por eso son posibles pregones como el que podremos oír, sentir y palpar en la ya cercana cuaresma y que Jesús nos hará vivir pegados a la butaca del Quijano...porque es vivencia, experiencia e historia personal de cada pregonero, porque es visión de dentro a fuera, porque cada Semana santa es distinta, no solo para cada uno de los allí presentes, sino para cada uno mismo en particular, porque la de "hoy" es distinta de la de ayer y, posiblemente, casi no tenga nada que ver con la de mañana. Y esa experiencia de "presente eterno" resulta entonces mágica e inagotable, crece en nosotros en progresión geométrica y nunca se termina ni aun después de finalizar el discurso en clave de fe el pregonero. Pregones emocionados y emocionantes, pregones cargados de valores y de fe, pregones que te hacen irte a casa con una sonrisa, porque te han llevado a donde tu una vez estuviste, sentiste y gozaste de lo que allí se ha hablado.
Gracias de antemano Jesús y enhorabuena.

viernes, 3 de enero de 2014

Dolorosa...

...que abre su sombra en cales de convento queriendo guardar entre sus manos todo, asumiendo todas las muertes reflejadas en su rostro. Allí, en la mirada perdida de sus ojos van perdiéndose también sombras amadas y recuerdos, sentimientos, emociones que volverán a encontrarse definitivamente, así nos lo hace sentir la estancia entre las paredes de ese cielo en la tierra que es su capilla, la Casa de todos, eternidad de eternidades que en esa casa perchelera de nuestra ciudad parece culminar, para siempre, nuestra historia y nuestro cielo.