Páginas vistas en total

domingo, 31 de julio de 2011

Pandorga, fiesta y devoción

Sí, es la felicidad de haber sido creado y de estar aquí y ahora en este instante, el gozo de saberse vivo para ver, o más aún, para participar en la belleza esencial de estas cosas, que en el fondo e incluso sin saberlo, no es más que victoria de la vida sobre la muerte, motivo grande, por tanto, de alegría. Esta ciudad de estos días iluminados por Ella es un verdadero don, un regalo de la naturaleza y de la historia, algo que va más allá de la organización humana. Algo que se nos da, que es gracia, que es como un encuentro feliz, no por esperado menos sorprendente, ya que siempre es distinto aunque tenga apariencia de ser lo mismo. Cada ofrenda es otra,  es nueva siendo la misma. Porque, para el partícipe de la fiesta, la fiesta es él mismo, está en él, en su visión, en su vivencia. Y él, tú o yo, este año ya no somos tampoco los mismos del año pasado, como no seremos los mismos en el año venidero.

martes, 26 de julio de 2011

El Prado, tu bastión...

Sé que será totalmente inútil el intentar describir en todos sus detalles lo que nuestro corazón sentirá cuando en pocos días desciendas de tu camarín para recibirnos como Reina de una ciudad que te quiere y te venera sin medida.
Bien lo sabemos aquellos que, por una causa u otra hemos tenido la gloria de vivir y de sentir tu presencia cercana, viva.
La ciudad empezó a sentirse, a respirar, a vivir, a emanar una fragancia Mariana allá por enero, y, hasta diciembre con tu Inmaculada Concepción sera un rosario de devoción a la imagen de María y a sus Santas seguidoras, advocaciones de hermandades de penitencia, Cabeza, Carmen, Sagrado Corazón, Ángeles, Santa Teresa, Santa Ángela, Consuelo, Dolores de Nuestra Señora, etc, etc.
Sería bueno, incluso me atrevería a decir necesario, ante tanta crisis de fe y valores, plantearnos el conjunto de católicos de la ciudad, elevar una petición donde corresponda y con los tramites, escritos y demás temas burocráticos necesarios, decía sería bueno exigir un reconocimiento del espíritu mariano de esta ciudad incluyendo en el escudo de la ciudad la leyenda de "Mariana", junto al de Muy noble y Muy leal...De cualquier modo, Madre, si así no fuese, todos los que de verdad nos sentimos Ciudadrealeños, sentiremos un ahogo en nuestro pecho cuando ese día de vísperas de San Lorenzo y a la puesta del sol, visitemos la catedral y veamos en el fondo el brillo y la gracia de tu Real Majestad, y es que ha bajado nuestra patrona al altar mayor.

martes, 19 de julio de 2011

A la luz de tus velas...

A la luz de tus velas
te diré mil piropos,
te diré...
que me muero por verte...
descubrir tus misterios
y sentirte a mi lado
y beber de tus rezos
y besarte tus manos
y escuchar tus silencios...
los suspiros de una Madre
en tu regazo sereno.
A la luz de tus velas
repetirte mil piropos
y dejar escapar un te quiero...

El silencio de Dios

viernes, 15 de julio de 2011

La primera entrada...

Plazita añeja

Collación entre dos barrios, el de la Morería y el del Perchel, y vecina de la coqueta capillita de los Remedios donde habita un sueño dormido, mañana día 16 de julio se volverá a cumplir la tradición la Reina del Carmelo se paseara este sobre costales blancos de sus hijos manchegos, del barrio o no, cercanos o lejanos, costaleros de misterio, de Cristo o de Nazareno pero con un amor común Nuestra Madre y Señora la Santísima Virgen del Carmen.

jueves, 14 de julio de 2011

El anhelo de una madre...

Porque casi no pude verte y disfrutarte como a mi me hubiera gustado, a solas, tu y yo; con la osadía que supone el tutearte, madre, pero tu, ante todo, eres eso, madre, y con las madres no hay remilgos ni protocolos que valgan, solo amor y protección sin medida, sin condiciones. Me atrevo a hablarte aquí, humilde sitio, pero es algo a lo que tu estas mas que acostumbrada. Hace ya casi 37 años que me faltas, pero te siento cada día, y cada día mas, como si cada mañana pasases a la habitación que daba al patio a despertarme con el susurro suave de tu voz. Quizás sean los años que nos vuelven mas sensibles, o los duros golpes que nos va dando la vida, de cualquier modo cada año siento que al acercarse las fechas que tienen por onomástica a la que llamamos Madre Santísima del Carmen, con la más honda y encendida devoción que ella tenía por bandera, mi madre se acerca de nuevo bajando a la plazuela a cumplir con su promesa, besar el bendito escapulario que con ella se fue a ese cielo por todos tan soñado.
Madre bendita del Carmen danos tu protección y amparo, y haz que esa devoción sea también mi bandera día a día, y que mi madre siga bajando a la plazuela a besar tu escapulario, año tras año luciendo esa dicha que es dormir todos los días al amparo de tu manto. 

lunes, 11 de julio de 2011

Formación Cofrade


Nuestro sueño dormido

Entre el cielo Carmelita y la bendita tierra que pisa Santiago, habita suspendido por un sudario, sobre un mar de flores de azahar y naranjos, el sueño mas hermoso. Vive el sueño dormido de un Amor que despierta cada año, para ponernos el corazón en vilo, que nos pellizca en lo más hondo del corazón, que nos lleva de su mano a los pies mismos de la razón, de porque con solo verlo la palabra que nos brota es Amor.

viernes, 8 de julio de 2011

Tiempo de Glorias...

Dentro del corazón de las cosas existe sin duda un instante, un momento, un tiempo, ese tiempo encerrado en el ámbito propio de cada gesto único escondido en el instante, en el recuerdo y en la hora que habitamos el sueño concreto de aquel día o aquella noche en que una cosa determinada fue vivida.
Pasaran las Glorias en sus efimeros e itinerantes altares, y una vez mas, sentiremos el escalofrío que pone en nuestra sangre el rezo ahogado y sentido de un rachear costalero. Y como arrastrados por su tenue y hondo pisar nos encontraremos sin poder explicarnos como, introducidos en su compás, bajo la lluvia aromada de claveles y rosas que el paso va desprendiendo a su acompasado son. Así el corazón invisible de Ciudad Real tiene un instante para estos momentos, para este tiempo. Por eso revolotea en el aire un redoble de tambores, un revuelo de monjitas que verán a su Madre bendita del Carmen salir sobre costales, rozando la celosía de sus rezos. Y... no sera el tintineo de un fleco de bellota sonando a campanilleros sobre el repujado fino de un varal, ni voces celestes de salterio las que cubran de música este singular convento, tan solo un resonar de zapatillas firmes al suelo, como un batir de alas, agua o estrellas, puerta conventual desembocando a la plaza de tus amores. Las glorias, el Carmen en la calle acompañando el andar solemne del paso mas hermoso y perfecto que podamos imaginar, canon barroco que puso entre angeles y guadabrisas a la Madre mas hermosa, al andar acompasado y con arte que quedara en los sentidos de los cofrades de esta ciudad.