Páginas vistas en total

domingo, 26 de mayo de 2013

Memoria de la emoción

Luego, recién estrenada la anochecida, la penitencia doliente, las Penas doliendo todavía, misterios dolorosos de la vida y de la muerte, una Primavera que devuelve de nuevo la esperanza del gozo, incienso, cera y flor de la Pasión según las hermandades y cofradías de nuestra ciudad, cofrade anónimo revestido con túnica de nazareno, negro y purpura de Martes Santo, y cirio grana, tan grande como sus Penas, aprende la autenticidad de una estación de penitencia siguiendo, emocionado y silencioso, ese doble tañido minúsculo y dorado que hace sonar acompasadamente el muñidor que anuncia, al caer la noche, que ya se acerca la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Penas. Y un infinito perfume de piedad recorre los corazones sin edad de los más céntricos, añejos y rancios rincones y barrios de la ciudad.
Ahora, con las emociones sosegadas, pero a flor de piel y mas vivas que nunca, sentado frente a una ventana por donde pasan mis recuerdos y la memoria de mi emoción, se introduce en mi corazón ese gusanillo de las discordias hondas, la inquietud de las contradicciones y los contrastes, cara y cruz del pasado y del presente, realidad y deseo del esplendor de mi ciudad, infancia y juventud, el ayer entrañable y el hoy extrañado y maduro de las experiencias ya vividas o que se están viviendo.
Porque escribo esta letras en la ciudad mas hermosamente fea del mundo, Ciudad Real, donde una puerta, que abre y cierra el camino de Toledo simboliza la defensa y la lucha a ultranza en una batalla contra todo y contra todos por mantener las raíces de una Villa y Real, y un Prado que debería seguir siendo resguardo de la presencia bendita de nuestra más bella flor, entre flores escogidas hace ya más de 900 años para darle nombre a quien es nuestra Madre, Reina, Patrona y Protectora Inmaculada.

sábado, 25 de mayo de 2013

Nueve días...nueve suplicas...y IX

Dame Madre, tu cobijo, solo así mi camino
y mi fe podre seguir...

El tan esperado cambio



PRESENTACIÓN OFICIAL DEL PROGRAMA DE LA CANDIDATURA DE FRANCISCO PÉREZ CORRALES PARA LAS ELECCIONES DE LA ASOCIACIÓN DE COFRADÍAS.



El próximo lunes, 27 de mayo de 2013, tendrá lugar la presentación pública del programa de la candidatura que encabeza Francisco Pérez Corrales para las elecciones de la Asociación de Cofradías del día 6 de junio.

El acto tendrá lugar a las 20:30h. en el Salón de Actos de la Casa de la Iglesia, c/Caballeros, 7-2ª planta, de Ciudad Real. La entrada a la misma será libre.

En esta presentación, Francisco Pérez Corrales, expondrá con detalle todas las importantes novedades que la candidatura pretende para la Semana Santa de Ciudad Real y todo el movimiento cofrade.

Fuente: http://candidaturafranciscoperezcorrales.blogspot.com.es/

Nueve días...nueve suplicas...VIII

Dame tu humildad Madre, con tu humildad
puedo amar, dar y recibir caridad...

jueves, 23 de mayo de 2013

Nueve días...nueve suplicas...VII


Dame tu refugio Madre, contigo, a tus plantas
nada me podrá lastimar... 

Piedad que estremece

Cumpliste, Señor. Hasta apurar el cáliz totalmente. Ya está consumado tu testimonio.
Silencio. El Señor descansa.
Ahora, en silencio, incansablemente, nos toca a nosotros. Tenemos un compromiso: no dejar que se quede vacía la espalda de la Cruz.
El Señor nos espera.

sábado, 18 de mayo de 2013

Algo más que aire fresco...

Dentro del corazón de las cosas existe una música, un halo que las rodea y que las hace especiales, ilusionantes, tan esperanzadoras que nos hacen anhelar una diferente y posible Semana Santa en nuestra ciudad, al menos en el órgano que se encarga de "gobernarla".
La música que desprende la candidatura de Francisco Perez Corrales suena a Ione, del maestro Petrella, rancia, pausada, clásica, de un gusto exquisito, acompasada, exquisitamente compuesta y pensada para un andar sin estridencias y sin hacerse notar, en una palabra, clase y categoría...
El halo que rodea a la composición de esta candidatura es algo más que savia nueva, algo mas que aire fresco, es madurez, saber hacer, dialogo, juventud...pero que juventud, juventud de la que no se conforma con cumplir, de la que es capaz de poner en la calle la más pura expresión de lo que debe de ser una cofradía en la calle, sin más...
Una vez más la Ciudad Real cofrade tiene la oportunidad de cambiar el inmovilismo por la novedad con clase, el ombliguismo por el trabajar para todas las cofradías de igual forma y manera, en una palabra, todo para la Semana Santa y por supuesto con la Semana Santa y con sus cofradías, con todas y con todos.

                                    Mucha suerte.

Nueve días, nueve suplicas...II


Dame tus labios, Madre para poder rezar;
si rezo con tus labios Jesús me escuchará.

martes, 14 de mayo de 2013

"Imagen de lo humano y lo divino"

Una ciudad entre el espíritu y la materia. "Imágenes e imagen de lo humano y lo divino". ¿Obra de fe, de amor, de poesía?  El pueblo, y el cofrade con él, saben que siempre hay una procesión que va por dentro, una Semana Santa secreta que sólo durante siete días se proyecta, se materializa en los sentidos. Se hace "gracia", "belleza", "tradición". Rasgos sensoriales de la religiosidad y rasgos, a su vez, del cofrade. Vínculos de un radical humanismo que, en su vivir de cada día, quisiera hacer de esta tierra llana, sombra del Paraíso,  cielo en la tierra.
Razones del sentimiento que ponen en marcha realidades distintas. Así, podrá ocurrir entonces, que pocas días después de encerrarse el ultimo paso, el Señor siga luciendo en su altar ese majestuoso semblante de aflicción. Se trata de una señal, algo identificable para expresar el sentimiento vivo de un dolor concreto. El cofrade ahora huérfano de multitudes, evoca así en la soledad de una capilla, lo vivido en la compañía de una madrugada. Acontecimientos y elementos posiblemente únicos en la religiosidad popular de un pueblo que continua teniendo en las Hermandades y Cofradías de su Semana Santa uno de los mas vitales símbolos de entender la vida y la muerte.

sábado, 11 de mayo de 2013

El ejemplar "Longinos"

Longinos no hay muchos hoy en día, esa es la verdad. No tenemos cofrades que sepan pedir disculpas de sus errores y se postren ante la evidencia. Más bien, y aunque esta figura no sale en el misterio, lo que tenemos son innumerables Judas capaces de venderse por unas monedas, o incluso por algo mucho más inmaterial como un "puestecito" que la palabra no es muy romana pero sí muy actual en las cofradías de la ciudad. Judas, que no tienen las suficientes agallas para convertirse en Longinos y decir un "Perdón" a tiempo o dar marcha atrás de sus decisiones erróneas.

jueves, 9 de mayo de 2013

La herencia de nuestros mayores, sabiduría y amor


Los crepúsculos de Ciudad Real en Primavera son como una oración temblorosa, purpura al caer la tarde, sangre de rosas en hogueras de oro reflejadas en ojos cansados ya de sabia y rancia mujer. Raíces que hacen aflorar todas nuestras nostalgias, que hacen de nuestra tradición, cultura e historia una presencia constante de la madre, de la abuela... Estamos hechos en buena medida a imagen y semejanza materna. Dios también es madre.
La mujer manchega, -ciudadrealeña para más señas-, es transmisora de toda metáfora posible, símbolo ella misma de todas las revelaciones sucesivas de la ciudad. La mujer ciudadrealeña, guardiana de los destinos culturales y cultuales de nuestras más hondas tradiciones. Ella, desde la sombra, detrás del hijo, del marido, del padre, conservando todas nuestras cosas en su corazón, pasando el testigo a la generación siguiente, y aunque haya sido no pocas veces la gran traicionada en la pervivencia de nuestro destino como pueblo, no por eso dejo de cumplir una importante misión de aliento profético, incluso desde una posición de silencio, siempre paciente, esperando, callando como María junto a la Cruz, estando allí al lado del sufrimiento para devolvernos luego la alegría, con esa eterna presencia femenina que el ciudadrealeño no puede eludir, que necesita simbolizar también, visualizar materialmente, convirtiéndola en paso de Virgen, rodeándola de aromas, de música, de LUZ, para que nunca este sola, para que sepa que es Ella el cauce mejor de nuestros sentimientos, y que por ella encontramos la expresión más perfecta a nuestro encantamiento de hijos que nunca dejaron de andar por los ámbitos que la madre había vivido y amado.
Ciudad Real-mujer, Ciudad Real-paso de palio, Ciudad Real-Reina y Señora, Ciudad Real-historia de sus mayores, Ciudad Real-madres, abuelas, leyendas y mitos vivos transmisoras de una memoria de la emoción...En vosotras pienso, ante todo, madres y abuelas de generaciones cofrades que encienden una LUZ en estos tiempos de oscuridad cofrade, que no es poco anochecer cada día con dos manos atareadas y alegre el espíritu...permitidme que yo también materialice la razón poética de nuestra estética trascendental, y la haga sentimiento de amor y de dolor que suavice en lo posible la enfermedad de cada una de ellas.

Tiempo de Glorias...


domingo, 5 de mayo de 2013

La grandeza de las madres...

...Cuando miro a la Madre, a la Virgen en ese diluvio de belleza, creo más firmemente en la Resurrección, en que los que se han ido, nunca lo hacen del todo...

jueves, 2 de mayo de 2013

El hermano mayor...

Felicidades "Portu", por dejarte la vida en una cofradía para ponerla al máximo nivel, y como no por tu cumpleaños, feliz día.

Casi no se ha dado cuenta y esta ya saliendo delante del cuerpo de acólitos turiferarios de "su paso de palio". Le acaban de dar su vara con la galleta dorada, cuando todavía estaba discutiendo con aquel hermano de un problema de organización de la cofradía  No se puede permitir ni un momento de sosiego... Ahora parece que, por fin, vive su propia realidad. Se coloca el antifaz y con gesto decidido da un paso hacia la calle. Casi no se ha dado cuenta de todo lo que ha vivido desde que salio de su casa casi a primera hora de la mañana, desde que tuvo casi que dejar de ser el padre, el marido, el cofrade... para ser el hermano mayor. Como en un flash, ahora, cuando ve al gentío arracimado en las puertas de la salida, recuerda sus primeros Viernes de Dolores, sus primeros Jueves Santo, sus primeras e incipientes Semanas Santas... Casi no se ha dado cuenta de que ya no se pertenece en los saludos protocolarios a autoridades, hermanos mayores que vienen a ver el paso de la cofradía, en un sin vivir de nervios, templados por fuera, para controlar el mínimo detalle... luego la prensa, las consabidas respuestas a las consabidas preguntas, la tentación continua de la "vanagloria cofrade", que tantos disgustos ha dado... Casi no se ha dado cuenta de que se acercaba la hora y ya iban llegando los primeros nazarenos desde sus domicilios. Lo que siempre había sido un rito especial, como una oración profunda, como un momento de encuentro con Ella: vestirse la túnica nazarena, se convierte ahora solamente en una breve pausa entre dos o tres gestiones que aun le quedan por hacer. No obstante, en la breve clausura de un pequeño cuarto, puede sentir el valor de la estación y piensa en todos los hermanos que aguardan ya impacientes la salida... Casi no se ha dado cuenta, pero se ha emocionado rezando el Ave María junto a nazarenos y costaleros, aunque nunca ha sido persona de sensibilidades externas... Son demasiadas emociones... Ya en el umbral de la puerta ha visto a su mujer, a sus hijos, vestidos de túnica perchelera. El antifaz puede ocultarlo todo, pero no a él ni a su mirada que se ha hecho caricia y beso en la imposible distancia. A su espalda, las voces enérgicas, las ordenes precisas de capataz y contraguías para sacar el palio de tan celestial Señora... Silencio contenido, breve que se interrumpe pronto por los aplausos y los acordes de la Marcha Real. Han ido pasando las horas muy lentamente. Se hace inevitable la preocupación por los horarios, las consultas con el diputado de tramo, los comentarios de los oficiales que le acompañan... pero, al salir de la plaza, el tiempo vuelve a ser medida de oración reflexiva, de contemplación  de descubrir una realidad distinta de las cosas, de personas desde la privilegiada atalaya del anonimato, aunque siempre sea relativo en su caso. Todos saben que es el hermano mayor. Todo ha terminado. La oración breve, los abrazos interminables, la búsqueda de rostros conocidos con los que intercambiar, al menos, una sonrisa cansada... Y vuelve a sentir que vive realidades ajenas...
Cuando en la alta madrugada vuelve por fin a su casa, casi no se ha dado cuenta de que no ha estado nunca solo en todos sus momentos de penitencia, de protocolos, de gestiones. Ella, Maria, cuya imagen permanece ahora en la oscura nave ha vivido muy cerca de él.