Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2012

Una muerte de cruz

Se tensan las manos de Longinos aferrando la gruesa  y fría lanza...Y va crujiendo la madera a medida que se va hundiendo la cruz en el suelo. Clavos; por clavos es sujetado el Cristo, el Hijo de dios muere; clavos que desgarran, su cuerpo se descuelga. Dios descolgado en una cruz.
¿Donde está el hoyo donde clavaron la Cruz del Señor, allá por Santiago?
Allí está el ultimo aliento de esperanza para nuestras vidas. Que clavado a la Cruz, Cristo en su Caridad no puede verme; sus ojos cerrados y clavados en el suelo, implora misericordia y perdón, pero no puede verme. Tan solo quedan las lagrimas de María para interceder por nuestro pecado.
El misterio de la Caridad nos produce una sensación de intensa desazón, por cuanto nos coloca inmediatamente en la inmolación definitiva del Señor, pero sin embargo, nada podemos hacer. Queremos evitarlo, pero no es posible. ¿Como poder amainar entonces, al menos, su sufrimiento?
Sin duda, en el hermano. Y en las lagrimas de Santa María...Sombra de bronce en el atardecer desgarrado de su ocaso...Ya Cristo no se vale por si...es un cuerpo que necesita de la manos del hombre para poder ser enterrado y así poder resucitar...¡Que día más inmensamente largo, Caridad de un Jueves santo!


jueves, 26 de julio de 2012

Surtidor de Salud en tus lagrimas...

...Unos inmensos ojos deslumbrantes inundando un barrio de dolor en el camino de la Cruz, consoladora...y el cromatismo regio de la regia hora en que nos viene la Salud con aromas que acarician las manos atadas del Cordero...

martes, 24 de julio de 2012

Humanidad en un barrio, corazón de una parroquia

Un mundo más humano para que pueda ser más cristiano. Este es el sentir que ilumina por dentro a esa persona sencilla y que pone por bandera a su barrio. Sensibilidad humana de Santiago. Sensibilidad humana del cofrade. Y aquí estamos tocando de nuevo esa Semana Santa interior, purificadora e inefable, de alma clara, de corazón sencillo, de vibraciones personalizadas en cosas y en casos concretos, relaciones que solo pueden explicarse desde la humanidad de un alma cultivada a despecho de cualquier beneficio. Generosidad humana del sacerdote donde toma cuerpo la esplendidez, la dedicación en tiempo y entusiasmo, el señorío y la entrega de la propia vida hacia todo aquello que necesita de una graciable y especial atención.
El corazón de nuestro sacerdote, de nuestro cura siempre volcado hacia el más débil, hacia la victima, hacia el pobre, hacia el necesitado, en los que siempre vera un signo de inocencia.
Por eso toda la ciudad, cofrade, sensible y honda se sentirá dolida hasta los tuétanos del alma por esta marcha,  que viene a refrendar esa relación tan humanizada que se ha establecido en Santiago y por parte de Don Enrique con los cofrades, en definitiva con las personas.
Tiene la ciudad en esto un inexplorado caudal de energía de la cual, el cofrade, constituye su gran reserva emotiva. Esto es lo que da a la vida interior de relación esa calidad y esa delicadeza intimista, riqueza escondida en el ámbito particular de Santiago y su parroquia y que Don Enrique ha llevado y cuidado hasta sus ultimas consecuencias. Afinidad con los COFRADES de hondura más intensa, incluso, que la simple reflexión.
Hasta siempre, y aquí nos tendrá siempre para lo que usted necesite.

viernes, 20 de julio de 2012

Belleza razonable...

Ultima razón y última belleza dilatada del Viernes Santo. El Santísimo Cristo del Amor nos ablanda y cierra los ojos con la cal avivada por las llamas inquietas de los faroles. Nada es estrépito ni fracaso, sino muerte razonadamente iluminada en la noche más esperada del año. Mientras transcurren las ultimas emociones muy cerca del mismo lugar donde comenzaron -de los Remedios a la Merced-, solo con cadencias de cristales tamizados de oro y conjuntados latidos de muerte de los claveles sentimos la plenitud de tener atrapado el espíritu y el nombre autentico de la ciudad, en estas horas emocionadas de las que gotean implacablemente los minutos y quedan las calles -Vía-crucis, Caballeros, Pasaje de la Merced, Toledo...- abiertas por heridas para todo un año. Son las horas más dramáticas e intensas de esta muerte de plomo, vertical y abarrocada en la fúnebre majestad de un Viernes Santo.
Se recoge la cofradía del Amor en su Descendimiento encajada entre el negro terciopelo y la luna. Suenan entonces las ultimas llamadas al paso, los postreros esfuerzos costaleros, los finales esguinces de los músculos del Señor en la angosta puerta que limita los planos de la escena entre el gentío y el silencio ennegrecido. Cuando entra el Cristo del Amor, cosida lentamente la noche postrera, ya nada sera igual en este drama conmovido de nuestra Semana Santa. Se habrá clausurado otro Viernes Santo más en el cupo de nuestra leve y propia historia.

domingo, 15 de julio de 2012

Del Carmen...Maria

Está tibia la tarde en torno al Carmen; languidece la LUZ ya con sus escapularios de parpados cansados. Se entreabren las puertas del templo y se derrama por la ciudad un surco de luces cimbreante como la desmadejada mar llegando al rompeolas de su barca de plata.
Empieza a navegar Maria. El vaivén de su andar puro, de esa Madre protectora, es una llamada a la valentía frente a tantas seguridades buscadas, para todo, en todo. Ahí esta Ella, protegida tan solo por el bendito escapulario que desciende de Ella y que plena de Amor sigue con su mirada...Lleva los ojos abiertos al aire de su ciudad, refugio supremo y bendito para el cristiano...Y bajan ángeles del cielo poblando por completo el palco excelso de su paso, y desde allí contempla como un pueblo a sus plantas postrado, le reza y suplica favores que sobrepasan todas las devociones...Y los ángeles, balanceando con dulzura el paso de la Madre, observan al mismo tiempo al Niño que en sus brazos mece Maria... Y los ángeles del cielo no saben a que hijo querría mecer más, esa Madre buena, esa Madre del Carmen a la que todos llamamos Maria...

jueves, 12 de julio de 2012

Por una Plazuela...

Me he disfrazado de clavel puro y me he paseado contigo alabando de tu vientre el fruto.
Como tantas veces, estaba escondido pero hoy, por una vez, he vuelto a ser remero de tu barca de plata y he vuelto a ser el hijo de una Madre sobre canastilla paseada...Y he vuelto a la plaza Carmelita que sigue oliendo a Flor pura del Carmelo...Y he vuelto al azahar que perfuma el aire de los Remedios y a ese convento a soñar que es mi casa y a sentir que es refugio tuyo...Y he vuelto a colocarme con alba marrón de franela para delante de Tí...delante de Tí Señora y Reina del Carmen, no dejar de ser tu centinela...

lunes, 9 de julio de 2012

La pureza del costal

Fotografía: Alberto francisco Donaire
Tiene la inocencia justa que marca la edad, viendo imágenes como esta me doy cuenta que en verdad hay muchas cosas que merecen la pena, quizás porque ya había perdido la Esperanza de volver a vivir la Semana Santa tal y como es, en su esencia más pura, tal y como un chiquillo de su edad la ve. Sus ensayos por el pasillo de casa, sus toques de corneta y tambor con cualquier objeto y su abundantisima e inacabable colección de fotos, postales, boletines y demás objetos relacionados con el mundo de la Semana Santa que guarda y defiende como su mas preciado tesoro, me ha hecho volver (a pesar de muchos) a ver la Semana Santa con la ilusión...con su ilusión y ganas de que llegue lo antes posible, lo más pronto la Semana de nuestros amores...

P.D. Gracias Alberto por la foto.

viernes, 6 de julio de 2012

Las Glorias

La ciudad tiene sus tiempos perfectamente organizados en las revoleras altas de las veletas, su caligrafía de la ortodoxia, sus rincones del espíritu y de la materia, sus días vitales que siempre están mas allá de cualquier razonamiento.
Los que ignoran este código sentimental de la ciudad suelen también encontrar grandes dificultades para adentrarse en su estructura comunicativa. Resulta difícil captar la identidad popular ciudadrealeña cuando se desconoce la raíz del rito.
Y un rito es, en Ciudad Real, todo lo que circunda en estos días la Plazuela y su Convento del Carmen. O acaso no son un rito las misas de la novena que entorno a la imagen de María en su advocación de Carmen se celebran en el Sacro Convento Carmelita...Así, la Virgen del Carmen se entraña en Ciudad Real queriendo o sin querer, consciente o inconscientemente, con una fuerza ritual incambiable. Y ademas, sencillamente, como algo que lleva siglos circulando en la sangre de las cosas, porque si.
Y cuando vemos a la Virgen del Carmen en la hora exacta sobre su coqueto paso, la ciudad sabe que ha entrado ya en el surtidor de sus días iluminados por la presencia en las calles de su Glorias.

martes, 3 de julio de 2012

Blondas de oración...

Una fina blonda tamiza la luz, creando ambiente de intimidad y recogimiento ya en el temprano bullicio de la presentida y cercana Semana Santa. Se presagia el Jueves Santo en los semblantes de los hermanos que ven como la noche eterna del Viernes y sus Dolores termina ya su camino, más cerca de una puerta industrial, que de una Puerta Real, entre callejuelas de un arrabal de casas y balcones mágicos...Y mientras resuena el eco de los golpes de llamador, María se deshace en un palio de Dolor, de lagrimas, de desconsuelo. Ella, la Reina, la Señora, la Pura y Limpia Madre de Dios...